viernes, 1 de febrero de 2008

INSULINA E INDICACIONES


En la actualidad toda la insulina utilizada es de la denominada “insulina humana”, esdecir, exactamente igual a la del hombre. Esta insulina se obtiene dedeterminados microorganismos (levaduras, bacterias, etc.) a las que, poringeniería genética, se ha convertido en productoras de insulina.
La tendencia actual en el tratamiento con insulina es intentar reproducir, en lamedida de lo posible, la secreción y acción insulínica de una persona sindiabetes, mediante inyecciones de acción retardada o lenta, o análogos deacción larga, que consiguen mantener una cantidad constante de insulina a lolargo del día (insulina basal), combinados con insulinas o análogos de aciónrápida o ultracorta, que imitan mejor el pico de secreción de insulina que seproduce tras una comida.
El tratamiento con insulina no significa que el diabético ha empeorado o que su diabetes sea más grave, sino que, o bien es el tratamientoindispensable (diabetes tipo 1), o que se ha producido una circunstancia que descontrola la diabetes y hace necesario este tratamiento, o el páncreas propioya no tiene capacidad para responder a los antidiabéticos orales.

Indicaciones

1. DiabetesMellitus tipo 1.
2. En todos los comas hiperglucémicos (cetoacidosis y coma hiperosmolar) odescompensaciones graves con hiperglucemia severa, aunque no llegue al coma.
3. Casi siempre que se presenta una situación como cirugía, traumatismos, infeccionesgraves, etc. en un diabético, aunque estuviese tratado sólo con dieta, o condieta y pastillas, y bien controlado; o en situaciones que requieran el uso demedicamentos con gran capacidad hiperglucemiante (corticoides, algunosdiuréticos, etc.).
4. Cuando no se consigue el control dela diabetes tipo 2, pese a seguir correctamente la alimentación, desarrollar unprograma adecuado de ejercicio físico y utilizar la dosis máxima de pastillas,o se está adelgazando sin parar.
5. Encasos de insuficiencia hepática o renal que contraindiquen el uso de pastillas.
6. Enla diabetes descubierta en el embarazo (diabetes gestacional) y que no secompensa sólo con dieta.
En cualquier caso, debe ser el médico quien determine cuando se debe comenzar eltratamiento con insulina, así como el tipo, dosis y horario; y, en su caso, elmomento de suspender su uso, si fuera posible.


http://www.aderazagoza.org